Facilitar el acceso a nuevas oportunidades de vida a mujeres víctimas de trata y explotación sexual en Santo Domingo a través de un programa integral de inserción

Facilitar el acceso a nuevas oportunidades de vida a mujeres víctimas de trata y explotación sexual en Santo Domingo a través de un programa integral de inserción
Ubicación:Santo Domingo,
Coste total:87.188,22€
Financiación:
  • Diputación General de Aragón: 67.112,72€
Año de concesión:
Duración:12 meses
Población beneficiaria:1.050 mujeres
Estado:En ejecución

Defender los derechos humanos de mujeres víctimas de trata y explotación sexual mediante su inserción social y laboral.

El presente proyecto se engloba dentro del programa SICAR de intervención social con mujeres víctimas de explotación sexual que las Religiosas Adoratrices desarrollan en zonas con alto nivel de comercio sexual. En concreto este proyecto pretende proteger los derechos humanos de mujeres, niños y niñas mediante la lucha contra cualquier forma de violencia, en concreto a través de la reducción de los factores de riesgo de la explotación sexual de mujeres en República Dominicana, en concreto en la ciudad de Santo Domingo. Para ello se pretende facilitar el acceso a nuevas oportunidades de vida a mujeres víctimas de trata y explotación sexual mediante su inserción laboral y social a través de cinco líneas de actuación: la identificación de las víctimas, su capacitación profesional para la inserción laboral, el acompañamiento y refuerzo psicosocial-afectivo como recuperación emocional de la persona, la protección mediante la acogida, y el trabajo en red con las organizaciones locales y civiles para la lucha contra la trata.

Así, las actuaciones de esta intervención se enmarcarán en:

  • La creación de una estrategia de identificación de víctimas de explotación sexual y trata para su posterior protección. Mediante la Unidad de Calle del Programa SICAR se establecen relaciones directas con mujeres que participan en el comercio sexual (haitianas, dominicanas, colombianas, chinas, venezolanas…). Se acuden a las zonas de la ciudad donde su presencia es notable y también se visitan los locales donde ejercen su trabajo. También se pretende establecer presencia continuada en las terminales de buses, lugares de alto riesgo para la trata de personas. Ahí se les habla del programa SICAR y se les invita a incorporarse a éste para abandonar el comercio sexual. La presencia de extrabajadoras sexuales como Educadoras de Calle permitirá acercar a las beneficiarias al programa, desde una relación de igualdad en experiencias vividas.

Con el objeto de complementar el objetivo del proyecto y dar herramientas al equipo técnico y mejorar así la calidad y la eficacia del programa SICAR es necesario renovar el diagnóstico sobre la realidad que viven las mujeres implicadas en la actividad sexual comercial en República Dominicana, para permitir un abordaje más efectivo de esta problemática. Para ello se plantea la realización de una investigación social sobre el fenómeno de la trata y la prostitución en un país con alto índice de comercio sexual.

  • Para poder dar protección de los derechos humanos de estas mujeres, se pretende dar continuidad al programa de formación integral para mujeres víctimas de explotación sexual y vulnerables de trata que se da en el centro de formación profesional Madre Sacramento y que les permite adquirir conocimientos que favorezcan su inserción social y laboral. Para ello se dotará de los materiales necesarios y de los recursos humanos adecuados que permitirán reforzar, mejorar y llevar a cabo tanto la formación impartida en los talleres de capacitación técnica, como la producción y comercialización de los productos elaborados en dichos talleres. En este plan de formación se incidirá sobre nuevos talleres más cortos que les permitan adquirir nuevas herramientas de actualidad (decoración de eventos, arreglos florales, salud)

Para una correcta ejecución de este programa es necesario que el equipo técnico implicado en el mismo tenga los recursos necesarios, las capacidades idóneas y las herramientas más adecuadas para tratar con la población beneficiaria del proyecto. Es por eso que un componente básico será el de reforzar el equipo técnico del programa mediante un programa específico de capacitación en: Salud Mental. Cuidando al Cuidador; Realidad de la prostitución, trata y tráfico de personas; Pedagogía Adoratriz; Sistematización de datos.

  • Junto a la capitación profesional, es necesario reforzar los valores y habilidades psicológicas, sociales y educativas de las mujeres víctimas de trata y/o explotación sexual y también de sus familias. Para ello se realizará un acompañamiento continuo de las beneficiadas mediante una atención personalizada. Se trabajará la sanación a través del arte, con el fin de optimizar sus procesos interiores hacia un empoderamiento personal.  Se incidirá en el fortalecimiento familiar, trabajando también con las familias de las beneficiarias, fortaleciendo los lazos afectivos y la sanación de heridas.

Paralelamente al trabajo realizado con las beneficiarias del programa se trabajará también con mujeres egresadas del programa para un seguimiento y acompañamiento en sus realidades actuales. Este proceso permitirá un intercambio de experiencias entre mujeres que han vivido los mismos dramas y realidades, favoreciendo espacios de recuperación mutuos. Todas estas actividades están enfocadas a promover un cambio de vida, desde la recuperación, la liberación y la elección personal.

  • Se pretende seguir apoyando el Centro de Acogida al que acuden aquellas mujeres en situaciones extremas de inseguridad, mejorando su atención.

Por último se promoverá el trabajo en red con otras instituciones para la lucha contra la trata de mujeres para fines de explotación sexual. Con estas alianzas se acompañará en los procesos legales de documentación de mujeres no declaradas y de sus familias. También se trabajará sobre la sensibilización de la población dominicana en general y las jóvenes en particular sobre los riesgos de la explotación sexual, a través de charlas en colegios y liceos principalmente, donde se ha observado un foco especialmente alto de vulnerabilidad entre las jóvenes que cursan niveles básicos, y como prevención de que los jóvenes sean posibles consumidores de esos servicios. Además se pretende dar a conocer la problemática real de la trata de personas en la sociedad aragonesa, en la que también hay presencia de trabajadoras sexuales llegadas de otros países, y en la que hay un alto porcentaje de población consumidora de servicios sexuales. Para ello se establecerán alianzas con otras instituciones expertas en el tema organizando una mesa redonda en la que se presente esta realidad a la sociedad aragonesa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad