Daniela Cardillo

Daniela Cardillo

En el 2019 tuve la oportunidad de realizar mi trabajo de investigación para la Universidad de Zaragoza en colaboración con la Asociación Huauquipura. Realicé mis prácticas en Ecuador siguiendo de cerca diferentes programas de desarrollo que la Fundación Maquita estaba llevando a cabo a lo largo del territorio ecuatoriano. Ambas instituciones me dieron la oportunidad de conocer numerosas iniciativas y de aprender muchísimo a lo largo de todo el viaje.

Mi trabajo consistió principalmente en la evaluación de un proceso comunitario que miraba a la mejora del sector agroalimentario. En este sentido, tuve la oportunidad de aplicar la metodología SROI para medir el impacto social de diferentes programas de cooperación internacional. En la zona amazónica del país pude trabajar con varias comunidades indígenas que habían decidido convertir sus aldeas en Centros Turísticos Comunitarios. Me sentí muy cómoda durante toda mi estancia sin excepción alguna.

Creo que nuestro rol como cooperantes es apoyar y visibilizar las injusticias que se producen en los territorios del sur y que principalmente son debidas a un modelo insostenible que generamos en los países del norte. Por este motivo soy muy crítica con cualquier modelo de cooperación que mira a “enseñar”, “ayudar” o “construir”: no creo que nuestro rol sea reproducir nuestros errores estructurales en otros países, sino facilitar nuevos modelos sostenibles sobre todo aquí, en los territorios considerados del “primer mundo”.

Viajar a Ecuador y colaborar con estas entidades, me ha permitido conocer de cerca el impacto que producen ciertas políticas neoliberales en estos territorios y me ha permitido crear una conexión preciosa con determinadas comunidades locales. Todo el personal de Maquita y de Huauquipura con el que trabajé fue un apoyo excelente para que mi aprendizaje y mi crecimiento fueran absolutamente inmejorables.