PRODAS

La Fundación de Promoción del Desarrollo Agroforestal de Sucumbíos (PRODAS) comienza a trabajar en esa zona de  Eucador en 1998. En un principio, se trata de una oficina de la Unidad Educativa a distancia Juan Jiménez y su función era gestionar proyectos productivos e iniciar un proceso de mejora de la calidad de la enseñanza. Con el paso de los años, la entidad sigue creciendo hasta que el Vicariato Apostólico de Sucumbíos decide constituirlo en sociedad sin ánimo de lucro, dándole la forma de fundación, tal y como hoy se conoce.


Actualmente cuenta con dos áreas fundamentales: la educativa, que brinda formación universitaria a la población campesina de la zona y la productiva, que pretende hacer de la finca un modelo de gestión en la zona.


Además el PRODAS está llevando a cabo una importante labor de preservación de los bosques amazónicos mediante un proyecto pionero de conservación medio-ambiental y desarrollo rural.