Los misioneros de la Consolata

Los misioneros de la Consolata trabajan en Dianra desde febrero de 2001. Tras una serie de encuentros con las comunidades locales identificaron cuatro prioridades sociales de actuación: la salud, y la educación, el fortalecimiento socio-organizativo y el fomento del dialogo intercultural.


En el área de la salud, pusieron en marcha desde junio de 2005 dos pequeñas farmacias que funcionan actualmente en “Dianra sous-préfecture” y en “Dianra Village” y la formación de Agentes Pastorales de Salud Comunitaria (APSCs). Se trata de personas que están al frente de las dos farmacias y que se encargan además de organizar sesiones de sensibilización en las poblaciones y en diferentes aldeas sobre temas relacionados con la salud como la higiene, la malaria, el SIDA y la ablación.


Por otro lado, en el plano educativo se han puesto en marcha clases de alfabetización por la noche y se imparten cursos de francés y español en el Instituto de Secundaria de Dianra. Además, los misioneros apoyan a las familias a hacer frente a los gastos de libros, cuadernos, inscripción y mensualidades para que sus hijos acudan con regularidad a la escuela.


En el área socio-organizativa, los misioneros desarrollan un trabajo decisivo, promoviendo y acompañando la creación de dos organizaciones: la primera de ellas de mujeres, con las que se ha trabajado un proyecto de microcréditos desde la perspectiva y enfoque de género; y la segunda una pre-cooperativa de productores de algodón. Además la parroquia cuenta con una parcela experimental en la que se han plantado anacardos.


Finalmente, en el área del diálogo intercultural, interreligioso y la lucha por los derechos humanos, se ha trabajado la prevención de la ablación del clítoris de la mujer, se ha promovido el diálogo interreligioso y la participación de todas las religiones sin distinción en la actividad social de la asociación.